Todas las formas en las que puedes utilizar el Mármol Travertino


El travertino ha sido utilizado desde siempre en la construcción de pequeñas y grandes obras, especialmente en los alrededores de los yacimientos. Para los romanos era un material frecuente en las edificaciones públicas y/o importantes. Un ejemplo clave de su uso es la ciudad de Hierápolis, vecina de Denizli.

Se usa en bloques, planchas o láminas, trabajadas a mano, rudimentarias o pulidas. Se observan monumentos de travertino en plazas, paseos, escalinatas y sitios históricos.


La roca sedimentaria es aprovechada en la actualidad para el revestimiento de pisos y paredes, tanto en exteriores como interiores. Se instala como pieza única o combinada con otros materiales similares (mármol, caliza, laja…). Presenta variedad de formas y colores. Por su bajo grado de dureza puede ser labrado con facilidad.

De acuerdo a la función que cumplirá y para mayor durabilidad, una vez instalado el travertino requiere ser sellado. El mercado ofrece productos químicos especiales para cada superficie.