¿Por qué el Travertino se adapta a todos los estilos y no pasa de moda?


El mármol travertino viene utilizándose desde la antigüedad. Era un material indispensable en palacios, templos y edificios a los que se les quería dotar de belleza y suntuosidad. Hoy en día sigue en uso, por las características y ventajas que ofrece.

Un material muy elegante para estancias especiales.


Gracias a sus colores mezclados con vetas de diferentes tonalidades este mármol es un material muy distinguido. Eligiéndolo para suelos, paredes, etc. no necesitarás mucho más para conseguir estancias con mucha presencia. En este sentido, es perfecto para salones, baños y para embellecer las piscinas de jardines elegantes.

Para todos los gustos y estilos de hogar.


Además de ser un material precioso dispone de una gran variedad de colores y diferentes acabados para que puedas elegir el que más se adapta a tus gustos y a tu estilo. De color arena, puebla, serpentino o santo tomás, rojo Oaxaca son algunas de las opciones entre las que poder elegir. Además puedes escoger entre acabado natural, pulido. Asimismo se pueden realizar dos cortes: romano o veracruz que le otorgan nuevos matices.



Para toda la vida


Es muy resistente y duradero. Resiste bien las altas temperaturas y los golpes. Eso sí, si has elegido el travertino para el suelo, recuerda que no debes pisarlo con los zapatos de trabajo, puedes rayarlo. Además debes limpiarlo con productos abrasivos. Con estas simples indicaciones tendrás un suelo para toda la vida.

Sus colores no varían con el tiempo.


El color del travertino no varía con el paso del tiempo gracias a su resistencia a la radiación ultravioleta. Una buena opción para lugares donde el sol luce los 365 días del año.

Nunca pasa de moda.


El mármol travertino es un material que, a diferencia de otros, es atemporal, no pasa de moda. Si lo que buscas es estética sin necesidad de tener que hacer obras cada cierto tiempo, elígelo. Tienes diferentes tipos donde escoger; romano, veracruz, silver, nocce…